Lunes, 29 de mayo de 2017 | Última actualización: Miércoles, 8 de febrero de 2017 12:00
Secciones
Comunidad7
Martes, 7 de julio de 2015
Chihuahua, Chih.

Cuando la ansiedad se convierte en patología necesita atención médica

Guardar en Mis Noticias.

Se recomienda acudir al médico ante la presencia de más de cinco de sus síntomas por un periodo prolongado, para el diagnóstico y tratamiento oportuno

[Img #52169]La ansiedad un aspecto normal del estado emocional del ser humano, pero su presencia en forma intensiva, al ser fuente de sufrimiento e incapacidad, es lo que la convierte en patológica, por ello debe de tratarse con un especialista, dio a conocer doctora Lizbeth Peña Martínez, psiquiatra adscrita al Hospital General Regional No. 1, Morelos, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chihuahua.

 

Explicó que al igual que otros sentimientos (placer, exaltación, euforia, éxtasis, tristeza, ira, rabia y calma), esta emoción es fundamental en la vida de las personas, toda vez que regula la interacción con las demás personas y ofrece un sistema de alarma que, junto con el miedo, sirve para afrontar situaciones de peligro o riesgo.

 

Detalló que la ansiedad se caracteriza por ser un sentimiento de desazón y desasosiego –intranquilidad y tristeza- generalizados y persistentes, que se presenta con mayor incidencia en mujeres y está a menudo relacionado con el estrés de la vida cotidiana. Tiene un curso variable, dependiendo de las características de la persona, pero tiende a ser fluctuante y crónico.

 

Asimismo, puntualizó que para que el trastorno de ansiedad sea diagnosticado como tal, el paciente debe presentar síntomas casi todos los días durante varias semanas seguidas. Destacó que los signos más indicativos son:

 

 

Aprensión (excesiva preocupación sobre posibles desgracias futuras, sentirse “al límite” de sus fuerzas, dificultad de concentración, etcétera).

 

Tensión muscular (agitación e inquietud psicomotrices, cefaleas de tensión, temblores, incapacidad de relajarse).

 

Hiperactividad (mareos, sudoración, taquicardias o taquipnea, molestias epigástricas, vértigo, sequedad de boca, entre otros.).

 

Finalmente, manifestó que la primera atención debe de ser en la Unidad de Medicina Familiar, a fin de que el paciente sea canalizado con el médico psiquiatra, toda vez que, puntualizó, éste es el único especializado para tratar este trastorno.

 

© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress