Domingo, 26 de marzo de 2017 | Última actualización: Miércoles, 8 de febrero de 2017 12:00
Secciones
Comunidad7
Lunes, 13 de julio de 2015
Chihuahua, Chih.

Adormecimiento y dolores de mano pueden ser indicadores de síndrome del túnel carpiano

Guardar en Mis Noticias.

El sobre esfuerzo, las lesiones, golpes y movimientos vibratorios repetitivos causan compresión de los nervios a nivel de la muñeca

[Img #52351]El síndrome del túnel carpiano es una de las principales afecciones en mano, por lo que al presentar sus primeras manifestaciones como lo es hormigueo, malestar o dolor que aumente al estar dormido e interrumpa el sueño, se debe de acudir a revisión médica para su atención oportuna.

 

Así lo consideró el doctor Valentín Luna, ortopedista adscrito al Hospital General Regional (HGR) No. 1, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Chihuahua.

 

Indicó que en ocasiones el sobreesfuerzo, golpes, movimientos repetitivos, pueden producir hinchazón en el ligamento del carpo, estrechan el túnel y causan compresión del nervio mediano.

 

El especialista del Seguro Social detalló que los síntomas suelen comenzar gradualmente, desde simples hormigueos hasta adormecimiento en distintas zonas de la mano y dolor de predominio nocturno y matinal.

 

A medida que empeoran, el dolor aparece y se agudiza, la movilidad y fuerza en los dedos puede disminuir a tal grado que sostener objetos puede tornarse difícil, agregó.

 

Indicó además que algunas personas tienen túneles carpianos más pequeños que otras, lo que los hace propensas a sufrir el padecimiento.

 

Dijo que otras causas incluyen las lesiones en la muñeca o la hinchazón debido a enfermedades previas como la artritis reumatoide. El estudio de los casos, arroja que las mujeres son tres veces más propensas a tener síndrome del túnel carpiano, y un gran porcentaje inicia con su patología en el embarazo, indicó el galeno.

 

Por lo tanto, enfatizó que la detección y tratamiento oportunos son importantes para prevenir daño permanente a los nervios, por lo que exhortó a los derechohabientes del IMSS a que ante la presencia de cualquier molestia persistente, acudan con su médico a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) de su adscripción, para que sea él quien les emita un diagnóstico certero y de ser necesario, iniciar con un tratamiento.

 

El tratamiento puede ir desde el simple reposo de las manos, acompañado de medicamento para el dolor e inflamación, fisioterapia, férulas y, en casos severos, cirugía”, concluyó el especialista del IMSS.

        

© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress