Miércoles, 26 de julio de 2017 | Última actualización: Sábado, 1 de julio de 2017 12:31
Secciones
Comunidad7
Domingo, 8 de enero de 2017
Chihuahua, Chih.

Trabajadores de la construcción ponen el ejemplo al asesorar a compañeros para que terminen la secundaria

Guardar en Mis Noticias.

Con la finalidad de llevar la educación básica y de calidad a la población mayor de 15 años que por cualquier razón no pudo terminar su primaria o secundaria, el Instituto Chihuahuense de Educación para los Adultos (ICHEA) ofrece estos servicios gratuitos que son implementados por ciudadanos.

[Img #64523][Img #64522]La convocatoria dirigida a la población es que se sumen estudiantes, empleados, funcionarios, maestros, amas de casa sacerdotes y todos los que deseen colaborar, pues la institución no cuenta con una plantilla magisterial.

 

Uno de los casos que se registraron al iniciar el 2017, es el encontró Velia Amparo Loera, figura solidaria del ICHEA, quien con una experiencia de 20 años apoyando en esta noble tarea, descubrió que entre los usuarios del sector de la construcción,  a pesar de estar trabajando arduamente en un empleo rudo, conminan a sus compañeros para que terminen su educación básica… y los asesoran.

 

Ella atiende diferentes círculos de estudio y comenta que la atención cambia dependiendo de sus grupos, por lo que la “maestra Loera” -como le llaman algunos usuarios-  inició con la promoción afuera de una construcción industrial, donde laboran decenas de trabajadores temporales migrantes de Sonora, Sinaloa, Zacatecas, Durango y de algunos municipios de Chihuahua.

 

Y la sorpresa de Velia, fue la solidaridad que descubrió entre compañeros, pues algunos de ellos, quienes saben más, apoyan con sus estudios a otros durante su hora de descanso, aclarando dudas entre ellos  y siempre con el apoyo de la asesora.

 

Entre “lonches” o “burritos”, los trabajadores de la obra utilizan parte de su tiempo de alimentos para despejar las dudas, recobrando las fuerzas para seguir en su responsabilidad laboral y por las tardes en sus casas, terminar la lectura de materiales didácticos y ejercicios de primaria o secundaria, según sea su caso.

 

Durante 2016 el ICHEA logró atender satisfactoriamente a más de 60 mil jóvenes y adultos que no contaban con la educación básica y entre ellos personas que no sabían leer ni escribir, quienes cambiaron de nivel: se alfabetizaron, terminaron primaria o secundaria.

 

Eberto Javalera Lino, director general de la institución, destacó que el ICHEA trabaja con el apoyo y la solidaridad de cientos de chihuahuenses, escuelas y empresas, debido a que no se cuenta con espacios propios, docentes, ni horarios y los grupos o círculos de estudios se reúnen en un lugar convenido entre el asesor y el usuario.

 

“Esta flexibilidad en tiempos y espacios permite que ambos puedan estudiar, trabajar y atender sus asuntos”, apuntó.

 

Y añadió que  “es necesaria la participación de la sociedad civil que, voluntariamente en sus tiempos libres,  puede apoyar en las tareas educativas de promoción y asesoramiento, en beneficio de aquellos que no hayan cursado o concluido sus estudios”.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
►s_txt_comentarios_1◄
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress