Sábado, 27 de mayo de 2017 | Última actualización: Miércoles, 8 de febrero de 2017 12:00
Secciones
Comunidad7
Viernes, 27 de septiembre de 2013
Chihuahua, Chih.

Un bocado de la cocina de Querétaro en el corazón de Chihuahua

Guardar en Mis Noticias.

Una familia de la etnia Otomí de la Sierra de Querétaro ofrece deliciosas quesadillas elaboradas artesanalmente

[Img #33226]En México quien no sabe comer en la calle no sabe lo que es comer. La gastronomía popular se encuentra en todos los rincones de la ciudad de Chihuahua, solamente hay que tener los ojos abiertos y la inquietud por conocer más sobre la rica gastronomía mexicana.

Para poder probar un bocado de la cocina sureña, del estado de Querétaro concretamente, hay que probar las espectaculares quesadillas que la señora Porfiria y su esposo Moisés, junto a su hija Estela, preparan en el Mercado Popular en la Segunda y Doblado, en pleno corazón de la ciudad de Chihuahua.

[Img #33223]Doña Porfi y su hija Estela ponen todo su cariño en la elaboración de guisos tradicionales, dejando la herencia de su origen Otomí, de la Sierra de Querétaro, en cada platillo.

La base de todo son las deliciosas tortillas hechas a mano, en las que el cariño de Porfi y Estela comienza preparando el nixtamal ellas mismas, además de los guisos “avanzamos lo que necesita más fuego son los frijolitos y la carne deshebrada”, que elaboran con esmero y un excelente sazón.

Esta familia de indígenas otomíes llegó en 1987 a Chihuahua, para visitar a una familiar, y se quedaron desde entonces, como recuerda Moisés “teníamos poco tiempo aquí cuando nos tocó la inundación de 1990”.

Ellos se dedicaban a las artesanías, que elaboraban y  vendían en el Centro Histórico. Tras la remodelación se les retiró de su puesto de venta, por lo que optaron por dedicarse a la venta de comida.

[Img #33225]En su puesto de comida del Mercado popular se pueden degustar quesadillas al estilo del sur, sopes, tlacoyos, con guisos como la deshebrada, bistec, frijoles con queso, chicharrón prensado, hongos, pollo, nopalitos, entre otras delicatesen. “El guiso típico de nuestra tierra son los frijoles negros con epazote”, explica Estela.

Esta familia Porfiria y Moisés mantienen intactas sus raíces indígenas, ya que se comunican entre ellos en su lengua originaria, además de haber conservado con orgullo la cocina de su Querétaro natal y sus tradiciones “aunque los jóvenes entienden la lengua, no les gusta hablarla, pero nosotros si lo hacemos” explica Moisés.

Además de vender comida deliciosa todos los días en el Mercado Popular de 9 de la mañana a 3 de la tarde, si no se terminan los sabrosos platillos antes, Doña Porfi también ofrece sus servicios por encargo para fiestas y convivios, preparando platillos al gusto del cliente.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
►s_txt_comentarios_1◄
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress