Lunes, 29 de mayo de 2017 | Última actualización: Miércoles, 8 de febrero de 2017 12:00
Secciones
Comunidad7
Domingo, 12 de octubre de 2014
Chihuahua, Chih.

Escritora denuncia, indiferencia de la gente hacia las personas con discapacidad

Guardar en Mis Noticias.



• María Lourdes Valdez Torres alza la voz para reclamar apoyo a la sociedad en Feria Estatal del Libro.

[Img #46707]“Le pido a las personas que no ocupen los cajones azules destinados para las personas con discapacidad, ¡se requieren para una emergencia!”, afirmó la señora María Lourdes Valdez Torres, cuyo hijo Beto (1990-2008) sufría crisis convulsivas desde su nacimiento y lo que para su familia era un paseo por algún centro comercial, que realizaban como ejercicio y terapia, más que como distracción, se convertía en una pesadilla al sufrir el pequeño un episodio convulsivo y la necesidad de llevarlo al auto para dirigirse al hospital.

“La parálisis cerebral no es contagiosa”, asevera la señora Lourdes Valdez, autora del libro Beto, una lección de vida”, obra que fue presentada este sábado en la Feria Estatal del Libro, organizada por el Instituto Chihuahuense de la Cultura. “Lo que me duele sobre todo es la indiferencia de la gente, nadie se acercaba para ayudar cuando mi hijo sufría una crisis convulsiva en lugar público. Nadie te ayuda!”.

La señora Lourdes Valdez narra en su libro cómo logró enfrentar el diagnóstico médico y todas las barreras que se fueron colocando en su camino tras el nacimiento de su primogénito, Beto, quien fue diagnosticado con el síndrome llamado Lennox Gasaut, padecimiento que puede provocar hasta cien convulsiones en un día, además de un derrame cerebral en el hemisferio izquierdo de su cerebro, lo cual provocó rigidez en el lado derecho de su cuerpo (espasticidad).

“Fueron dieciocho años y medio de vida. Desde el principio me dediqué en cuerpo y alma, junto con mi esposo, a atender a mi hijo, a llevarlo a sus terapias, a alegrarnos con sus logros y sufrir también tristeza e impotencia”.

Uno de los momentos más críticos dentro de su narración fue el momento en que un pediatra le dijo severamente a la señora Valdez que ella “no estaba capacitada para ser madre de un niño normal, mucho menos de uno con discapacidad”.

Esto le causó un gran dolor en su corazón pero igual le provocó la rabia necesaria para no dejarse vencer por un destino adverso y se dijo a sí misma: “¡Usted no sabe de lo que soy capaz!”. Así, cuando Dios se llevó de esta tierra al joven Beto, la madre orgullosa pudo levantar su frente para decir: “Lo logré. Logré que mi hijo caminara, que jugara, que se riera y se educara. Logré que mi hijo fuera feliz y viviera más allá de un diagnóstico de seis años máximo que le daban de vida los doctores”.

Historias como ésta y muchos temas más se encuentran disponibles en la Feria Estatal del Libro 2014, organizada por el Instituto Chihuahuense de la Cultura, que concluye sus actividades ese domingo 12 de octubre


Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
►s_txt_comentarios_1◄
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress