Miércoles, 22 de marzo de 2017 | Última actualización: Miércoles, 8 de febrero de 2017 12:00
Secciones
Comunidad7
Jueves, 26 de febrero de 2015
Chihuahua, Chih.

Exigen periodistas al estado la protección de la familia

Guardar en Mis Noticias.

Los periodistas agremiados a las organizaciones abajo firmantes refrendamos nuestro posicionamiento contra la intención de pretender equiparar al matrimonio y la familia natural con la unión de personas del mismo sexo.

[Img #48897]Los periodistas agremiados a las organizaciones abajo firmantes refrendamos nuestro posicionamiento contra la intención de pretender equiparar al matrimonio y la familia natural con la unión de personas del mismo sexo. Nuestras antiguas razones son las mismas razones de hoy:



De acuerdo con las luces naturales de la recta razón, la unión del hombre y la mujer es la más valiosa unión humana por muchas virtualidades de desenvolvimiento que implica.



La diferencia de sexo es la diferencia natural más profunda que existe entre los seres humanos. Cada uno de los sexos denota una humanidad incompleta; de ahí que el hombre y la mujer como seres esencialmente incompletos no se bastan a sí mismos para alcanzar su fin; luego se sigue que el hombre necesita a la mujer y la mujer al hombre para procrear de manera natural y constituir familia.



En cierto modo ni hombre ni mujer poseen una humanidad completa, la cual sólo se alcanza con la unión de ambos, preservadora de la génesis humana. El sexo aparece ante todo como una necesidad de otro semejante y a la vez diferente, biológicamente complementario a dicha necesidad, a quien le une con el correspondiente amor ordenado.



De todo ello se deduce que la unión de los sexos opuestos no es solamente física ni se limita a las satisfacciones propiamente físicas de esta unión de vida: la vida común, la ayuda mutua en todas las actividades. El amor da al hombre y a la mujer el deseo de esta unión.



Hombre y mujer se necesitan mutuamente en todo el desarrollo de su vida; vida que es un todo continúo. El desarrollo de la personalidad masculina reclama la unión con una personalidad femenina correspondiente, y lo mismo hay que decir a la inversa de la personalidad masculina.



Ahora bien, la unión de los sexos tiene como efecto traer al mundo nuevos integrantes de la humanidad. Éstos son el fruto de la unión y la marca esencial de la unidad del hombre y la mujer; porque el niño es un ser portador y reflejo de la personalidad de su padre y de su madre.



Algo de esos padres se desgaja para formar un ser nuevo, en quien no se puede separar ni apenas distinguir lo que procede de su padre o lo que procede de su madre.



Así encontramos que las sociedades naturales que se basan en la naturaleza humana, son aquellas que derivan de las necesidades, tendencias o inclinaciones propias de dicha naturaleza.



De ahí que la familia como conjunto de personas que, descendiendo de un tronco común, se hallan unidas por lazos del parentesco, es una institución o asociación natural que encuentra en el matrimonio su comienzo, y en la descendencia, -fruto de este matrimonio-, su coronamiento. Afirmamos, por lo tanto, que el fundamento de la familia es la naturaleza humana.



La familia, siendo el elemento natural y fundamental de la sociedad, tiene derecho a la protección de la sociedad y el Estado, según lo ordena la recta razón y que se ve recogido y consagrado en el artículo 17 numeral 1, de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, que señala:



Artículo 17.- Protección a la familia.



1. La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y debe ser protegida por la sociedad y el Estado.



Por ello, como se ha demostrado, si la familia comienza con el matrimonio producto de la unión de un hombre y una mujer, y se completa con el nacimiento de los hijos, exigimos que se honre la protección debida a tal institución y que en cada Estado componente de los Estados Unidos Mexicanos se proteja el matrimonio y la familia natural.



Las familias chihuahuenses, las familias de México, merecen ese respeto y esa custodia por parte del estado.



Se necesita estructurar un modelo de cambio funcional que vaya de lo malo a lo bueno, de lo bueno a lo mejor, y de lo mejor a la excelencia ;y no como sucede ahora que el cambio se da de lo malo a lo peor, de lo peor a lo execrable y de los execrable a lo ominosamente degradante”: Rafael Cano Franco: Presidente del Foro Nacional de Periodistas y Comunicadores.



“Los valores se originan en la familia; sin la familia la sociedad se desmorona”, Ramón Salcido, Presidente de la Sociedad de Periodistas y Comunicadores de Ciudad Juárez.


“La familia es una institución creada por los seres humanos para su protección y engrandecimiento; su sobrevivencia significa la sobrevivencia de la sociedad como tal”: Adrián García, Presidente del Foro de Periodistas de Chihuahua.


La familia es la célula esencial de la sociedad; la paz y la armonía sólo pueden ser posibles con su fortalecimiento”: Bernardo Islas, Presidente del Colegio de Periodistas “José Vasconcelos”.


“No es aceptable que una minoría coloque contra la pared a una institución natural milenaria, fundamento de la sociedad, como es la familia…” Roberto Alvarado, Presidente del Instituto Internacional de Periodismo

 

Atentamente:

Foro Nacional de Periodistas y Comunicadores

Foro de Periodistas de Chihuahua

Instituto Internacional de Periodismo

Sociedad de Periodistas y Comunicadores

Colegio de Periodistas “José Vasconcelos”

Noticias relacionadas
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
►s_txt_comentarios_1◄
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress